Cambessèdes

Plantarum Vasculari Balearicum

Gestión del paisaje: Ampelodesmos mauritanica

Posted by Cambessèdes en Domingo 9 \09UTC marzo \09UTC 2008

Ampelodesmos mauritanica (Poiret) T.Durand & Schinz (“càrritx” en catalán y “carcera” en castellano [no “carrizo”]) es una gramínea de grandes dimensiones distribuida en todas las riberas mediterráneas, especialmente en la región magrebí. La especie es rara en la península: abunda sólo en el Parque Natural del Garraf, al sur de Barcelona (donde, al parecer, fue introducida en el siglo XVIII por los Salvador a partir de semillas menorquinas, por su interés económico), y se da también, escasa, en el SE ibérico. Se ha estimado que la vida del “càrritx” podría rondar los 30 años, si bien es posible que pueda vivir bastante más.

Esta especie ha sustentado durante siglos los rebaños monteses, y ha sido utilizada por los humanos para obtener los más diversos materiales: techados de cabañas, cordeles resistentes (el nombre genérico significa ligazón de las viñas), aislante térmico, materia prima para papel… Hoy constituye, en determinadas circunstancias, la base de la cadena trófica del ganado.

El “càrritx” es la especie dominante en determinadas comunidades vegetales, de una notable densidad, consistentes en herbazales altos y densos de aspecto sabanoide. Son, en la nomenclatura Corine, matorrales termo-mediterráneos pre-estépicos. En la Serra de Tramuntana las “carritxeres” ocupan una extensión considerable (cerca de 20.000 ha según el inventario de la UIB para la aplicación de la Red Natura 2000).

Los botánicos las atribuyen a dos series distintas: por un lado, la de la degradación del Oleo-Ceratonion, la maquia mediterránea característica de baja altitud (12.800 ha), y por el otro, la de la garriga baleárica de altura Smilaco-balearicae-Ampelodesmetum mauritanicae, significativamente poblada de endemismos (6.500 ha). Ambas comunidades, identificables por la presencia de distintas especies características, tienen interés de conservación (especialmente la segunda de ellas) y figuran en los anexos de la Directiva Hábitats, por lo que se han identificado distintos espacios a calificar como Lugares de Importancia Comunitaria en la propuesta que aprobó el Govern de les Illes Balears en el año 2000 poblados por estas comunidades (5.679 y 3.846 ha, respectivamente).

Este tipo de vegetación está poblado de especies heliófilas, que no resistirían una cobertura densa. En otras palabras: su mantenimiento depende de que la sucesión se detenga en este estadio, y una expansión del monte mediterráneo (maquia arbustiva, pinares o encinares) sería negativo para ellas. Se trata de un elemento esencial del paisaje actual de montaña mallorquín, que además de su interés científico no está desprovisto de valor estético. Una vez la formación es densa y cerrada, sin duda supone una protección muy eficaz del suelo, al cual el “càrritx” aporta buena cantidad de materia orgánica. Desgraciadamente, no existen estudios cuantitativos sobre el particular y ni siquiera la dinámica fitosociológica precisa de estas asociaciones ha sido estudiada experimentalmente.

La especie, además de los usos citados, tiene hoy día nuevos posibles intereses. Uno es el ornamental: en muchos ajardinamientos se usan especies del género Cortaderia, una gramínea sudamericana similar, con una peligrosa tendencia a hacerse invasora, y que bien pudiera sustituirse por la mediterránea. El gran porte de la especie y su excelente adaptación a la aridez la hace muy valiosa en los jardines mediterráneos, donde paradójicamente está poco extendida. Pese a ello, es fácil localizar en Internet la oferta de plantas de “càrritx” (a 4 €) o sus semillas (nada menos que a 7 € el gramo) con este uso. Se ha destacado tambien su posible utilidad en investigación, ya que sus núcleos celulares contienen moléculas relativamente grandes de ADN, y quizá vale la pena indicar, para cerrar este apartado, que la ergota (micotoxina) del hongo que ocasionalmente parasita sus semillas es el doble de activa que la del cornezuelo del centeno.

Las “carritxeres” son un producto de la actividad humana. Como otras formaciones vegetales de muchos lugares del mundo (sabanas africanas, landas atlánticas, etc), son el resultado de la práctica secular de los fuegos pastorales, probablemente la técnica más antigua para conseguir la mejora de los pastos, usada por nuestra especie desde hace decenas de miles de años. En Mallorca esta técnica está documentada desde los papeles botánicos más antiguos, cuando Cambessèdes ya la comenta, y la lamenta por los efectos devastadores sobre otras especies vegetales de la Serra de Tramuntana. Se ha destacado también que esta práctica tiene efectos erosivos, que son patentes en el paisaje rocoso de los lapiaces calizos de este gran espacio natural.

Pero es indudable que el uso local del fuego en la gestión del “càrritx” es mucho más antiguo, y lo más probable es que sea milenario, como está comprobado en las landas británicas, por señalar un ejemplo conocido.

Las hojas del “càrritx”, muy largas (hasta dos metros o más en ejemplares viejos) son coriáceas y de borde denticulado y cortante. El ganado, especialmente el lanar y el cabrío, no pueden utilizarlas en este estado. Por esta razón, los pastores las queman, de manera que los herbívoros pueden acceder en una primera fase a la base foliar (rica en reservas de carbohidratos), y posteriormente a los rebrotes tiernos (perfectamente palatables durante los dos primeros años). Se considera que las hojas de 3-4 años ya no pueden ser pastadas, al menos por el ganado menor. En cambio, el ganado bovino, y sobre todo el equino, puede aprovecharlas durante más tiempo.

La densidad de individuos y el reclutamiento de plántulas aumenta significativamente con la frecuencia del incendio. Además, el fuego no disminuye la probabilidad de germinación. Por tanto la alta frecuencia de incendios favorece la expansión de la especie. De ahí surge la idea de que es probable que el mantenimiento de las “carritxeres” sea insostenible sin una gestión pírica.

Actualmente, la siega de “càrritx” es testimonial, y sólo se usa en las sombrillas de playa, una imagen muy característica de la isla; y la gestión tradicional del mismo mediante fuego es una práctica muy regresiva. Está prohibida de mayo a septiembre, se ha erradicado de las fincas públicas (un 10% de la Serra, aproximadamente), y sólo se autorizan, en las privadas que lo solicitan, 5 ha por propiedad y año. El objetivo de esta gestión es básicamente preventivo ante los incendios, y a favor de la expansión del pino blanco, evidentemente incompatible con el fuego.

El trabajo de Joan Mayol del cual se ha extraido la información de esta entrada concluye que sin gestión, la formación vegetal se cierra, se incrementa el riesgo de incendio y de pérdida de biodiversidad. También sostiene que el fuego mantiene la ganadería, diversifica la vegetación ya que mantiene un mosaico en distintos estadios sucesionales y probablemente es beneficioso para distintos endemismos que, como el “càrritx”, rebrotan después del mismo. También plantea una serie de estudios necesarios para poder responder a la pregunta de si es necesario continuar con la gestión pírica:

● Cuantificar los procesos erosivos, que van a depender de la época del fuego y de la pendiente del terreno.

● Comparar la capacidad productora de la especie bajo distintos regímenes de gestión pírica.

● Experimentar la respuesta de la comunidad vegetal a una práctica pastoril mixta, recuperando la presencia de grandes herbívoros.

Fuentes:

2 comentarios to “Gestión del paisaje: Ampelodesmos mauritanica”

  1. Josep M. Ninot said

    La floto de detalle de la planta (la segunda del total de tres) claramente no es Ampelodesmos mauritanicus, sino Cortaderia selloana. Aunque algo parecida de porte, es bastante más robusta y, sobre todo, las inflorescencias son mucho más amplias y pilosas (los ‘plumeros’ de la jardinaría).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: