Cambessèdes

Plantarum Vasculari Balearicum

Archive for 26 enero 2008

(I) Bellver: biotopo

Posted by Cambessèdes en Sábado 26 \26UTC enero \26UTC 2008

El bosque de Bellver se encuentra en el extremo occidental del término municipal de Palma y ocupa una superficie aproximada de 107 hectáreas. Menos de quinientos metros separan el bosque actual del mar, y la distancia que hay entre el castillo y el centro de Palma es poco más de dos kilómetros y medio.

Realmente se puede decir que Bellver es un bosque urbano que con el tiempo ha quedado englobado por el cemento, debido a la expansión de los alrededores de la ciudad de Palma. Así y todo merece la pena descubrir y apreciar los valores de este verdadero pulmón verde que realiza diversas e importantes funciones ecológicas.

El bosque de Bellver ocupa un cerro que alcanza 114 metros sobre el nivel de mar. Esta modesta altura se ve desde bastante lejos y destaca por encima de las construcciones urbanas. El topónimo actual “Bellver”, compuesto por bell (bello, hermoso) y ver (en catalán arcaismo del verbo “veure”), está bien justificado.

Por su alineación general se puede considerar como una prolongación de los estribos meridionales de la serra de na Burguesa. Pese a ello, el puig de sa Mesquita, nombre con el que se conoce la colina que sostiene el bosque, se encuentra muy aislado.

Lee el resto de esta entrada »

Anuncios

Posted in Espacios naturales | Etiquetado: , , , , | Leave a Comment »

Fitosanidad: Chamaerops humilis

Posted by Cambessèdes en Sábado 5 \05UTC enero \05UTC 2008

Chamaerops humilis L. (palmito, “garballó”) [Chamaerops, del griego chamai = bajo y rhops = vástago, por su porte arbustivo bajo; humilis, del latín humilise = de reducido crecimiento] es la única palmera autóctona en las islas Baleares.

La podemos encontrar por el Norte de África (desde Marruecos hasta Libia), sur de Italia, litoral mediterráneo de la Península Ibérica (desde Portugal hasta Girona) e islas del Mediterráneo occidental. Su distribución en las Baleares es un poco errática: en unos lugares es abundante, mientras que en otros con similares condiciones no se encuentra.

Tiene las hojas palmadas y un tronco columnar que puede medir varios metros de altura, aunque generalmente son más cortos. La planta es dioica aunque también pueden aparecer pies hermafroditas. Las flores son pequeñas y amarillas, con 6 tépalos: las femeninas con tres carpelos libres y 6 estaminodios; las masculinas con 6 estambres de filamentos cortos. Forman racimos densos, envueltos al principio por una espata roja bivalva. Florece en primavera.

Da frutos globulares, llamados palmiches, semejantes a pequeños dátiles, de unos 2 cm de diámetro, color amarillo pardusco y con un fuerte olor a queso rancio. Estos frutos atraen a diversas especies de mamíferos salvajes que actúan como dispersores de sus semillas.

Es un bioindicador del piso termomediterráneo y puede llegar hasta los 1.000 metros de altitud. Resiste el frío pero no las heladas fuertes. Es indiferente al tipo de suelo. Vive fundamentalmente en zonas degradadas (resiste los incendios y rebrota después de un fuego) cercanas al mar (resiste bien la salinidad). En Padua (Italia) se conoce un ejemplar vivo que data de 1585. Pese a tener un crecimiento característicamente lento, presenta un gran interés en aplicaciones ornamentales y restauración paisajística.

Esta especie de halla protegida por el Catálogo Balear de Especies Amenazadas.

Lee el resto de esta entrada »

Posted in Conservación, Fitosanidad, Flora amenazada | Etiquetado: , , , , , | 5 Comments »