Cambessèdes

Plantarum Vasculari Balearicum

Posts Tagged ‘terófitos’

(II) Bellver: vegetación y paisaje

Posted by Cambessèdes en Jueves 14 \14UTC febrero \14UTC 2008

[Proviene de: (I) Bellver: biotopo]

La vegetación de Bellver está formada por un conjunto de plantas arbustivas (no sobrepasan los 2,5 m de altura), con una estructura relativamente densa y un estrato herbáceo, denominado garriga. Su adaptación a las variaciones del clima mediterráneo, a la baja pluviosidad (420 L/m2 y año) y a las largas sequías estivales, como también la cantidad de plantas y animales que forman parte, hacen que la garriga tenga mucho valor ecológico. En Bellver, como en otros lugares de Mallorca, muchas zonas de garriga están cubiertas por un estrato arbóreo de pinos carrascos (Pinus halepensis) que dan una falsa apariencia de “bosque”.

Muchas de las plantas que podemos observar a lo largo de nuestro recorrido han desarrollado, a través de largos períodos de evolución, estrategias para adaptarse a las condiciones ambientales del Mediterráneo. El factor limitante más importante al cual tienen que enfrentarse es la combinación de las altas temperaturas del verano con la falta de agua. Observamos algunas de las adaptaciones de las hojas de los vegetales de Bellver al ambiente seco:

● Las hojas están presentes todo el año, son perennes. Así pueden aprovechar en cualquier momento unas buenas condiciones climáticas para cumplir alguna parte de su ciclo vital. Es la mejor estrategia siempre que el período seco no supere los 100 días.

● Las hojas son duras (esclerófilas), con materiales estructurales abundantes (celulosas, ligninas) y pocos materiales activos en la producción (proteínas). Esta estructura resistente permite pérdidas de agua importantes sin daños mecánicos irreversibles.

● Las hojas son suculentas (gruesas, carnosas) y además de limitar la pérdida de agua, la guardan durante el período húmedo y la gastan lentamente durante las sequías.

Quien tenga la suerte de dar un paseo por Bellver en otoño o en primavera podrá observar toda una variedad de pequeñas plantas que decoran el sustrato y que forman parte de la garriga. La mayor parte de las hierbas tienen un ciclo vital muy corto: nacen en invierno y desaparecen en verano. Sus raíces, pequeñas, no alcanzan los niveles profundos del suelo, los únicos que en época cálida mantienen cierta humedad. Por tanto, no pueden resistir la larga sequía estival. El mundo mediterráneo es, sobre todo, un reino de plantas leñosas. Las formaciones herbáceas son escasas en el paisaje pero tienen mucha importancia a la hora de retener la tierra entre sus raíces e impedir que se pierda por erosión.

Leer el resto de esta entrada »

Posted in Espacios naturales, Paisaje | Etiquetado: , , , , , , , , , , | Leave a Comment »

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.