Cambessèdes

Plantarum Vasculari Balearicum

Taxus baccata

Posted by Cambessèdes en Martes 29 \29UTC septiembre \29UTC 2009

El tejo (Taxus baccata L.) es un árbol perennifolio, dioico, que puede alcanzar los 10-15 metros de alto, pese a que normalmente no supera los 8-10 metros e incluso puede quedar reducido al porte arbustivo. Posee un tronco grueso poco resinoso y una corteza de un pardo rojizo, así como una copa piramidal amplia. Las ramas son más o menos horizontales o un poco péndulas. Las hojas son de color verde oscuro por el anverso y claro el reverso, brevemente pecioladas, planas y puntiagudas, con un follaje denso.

Los tejos machos producen en las axilas de las hojas de las ramas de dos años, pequeñas flores masculinas de color amarillento, solitarias y globosas. Los árboles femeninos hacen la flor sobre una rama corta del mismo año, de forma ovoide y rodeada en su base por una bráctea verdosa acopada. Esta bráctea se desarrolla alrededor de la semilla, que tiene de 6 a 8 mm, en forma de cúpula carnosa (arilo) de color rojizo, jugosa y dulce. El tejo tiene un crecimiento muy lento y se trata de una especie muy longeva.

Es una especie protegida, incluida en el Catálogo Balear de Especies Amenazadas (Decreto 75/2005) en la categoría de “Especial Protección”. Se trata de una especie no amenazada a nivel mundial, que en Baleares sólo está presente en Mallorca con poblaciones relictas y fragmentadas.

Pese a que el nivel de su catalogación oficial no obliga a la elaboración de plan alguno, el tejo necesita aquí medidas de conservación que aseguren su continuidad, y debido a su carácter emblemático, tiene un cierto interés social de conservación, y puede generar aún más con carácter general a favor de toda la flora. Por estos motivos la Conselleria de Medi Ambient del Govern de les Illes Balears elaboró en noviembre de 2007 un plan de manejo del tejo en la isla de Mallorca, cuyo contenido fue sometido a información pública a partir del 16 de julio de 2008 (BOIB nº98, 15 de julio de 2008) y aprobado el 26 de noviembre del mismo año (BOIB nº 171, 6 de diciembre de 2008).

En Mallorca existen al menos 600 ejemplares silvestres de tejo, así como algunos en cultivo muy antiguo. Se trata de una especie de distribución muy restringida en Mallorca, donde se encuentra sólo en algunas de las altas cumbres, por encima de los 800 m de altura. Su presencia fue destacada en las primeras exploraciones botánicas y figura ya en los catálogos del siglo XIX.

En cuanto a la población silvestre de la isla, podemos diferenciar varios núcleos. Los del Puig Major de Son Torrella y de Massanella están integrados por un notable número de ejemplares, algunos de los cuales crecen en pleno cantil, y de talla muy diversa.

Forman parte de la vegetación propia de la zona culminal de la isla, relicta de épocas frías, con el Ilex aquifolium, Amelanchier ovalis, Sorbus aria, Lonicera pyrenaica, y otros elementos florísticos postglaciares, a los cuales se ha añadido recientemente Cotoneaster tomentosus.

En cambio, la más densa y numerosa (Planícia) se encuentra a menor altura (hasta 800 m.s.n.m.), en los cantiles NW, y con muchas menos especies boreales, en un barranco muy sombrío.

Finalmente, los ejemplares del Teix, Tomir y otras localidades son casi relictos y aislados. En todo caso, pueden observarse en sus proximidades pies de Acer opalus subsp. granatense, que por otra parte desciende hasta cotas muy inferiores.

Es especialmente interesante describir la situación y morfología de algunos pies del Puig Major, que se reducen a restos casi invisibles densamente cubiertos por pulvínulos de Smilax aspera subsp. balearica, un cojinete espinoso impenetrable que protege el follaje del tejo de la voracidad de las cabras. Cualquier ramita que brota sobre la zarzaparrilla es inmediatamente devorada. En un recinto de exclusión de herbívoros, mantenido por el servicio de protección de especies en la cumbre del Puig Major, ejemplares de tejo que han sido liberados de la zarzaparrilla, que a la vez los protege y los comprime, mediante poda selectiva, han desarrollado tallos muy vigorosos. Es evidente que la protección individual de los ejemplares, o los recintos de exclusión de herbívoros, pueden suponer una mejora de las condiciones vegetativas de los tejos del Puig Major.

Desde el punto de vista ecológico, es de notar que se han observado en los ejemplares hembras con frutos maduros, durante el invierno y en repetidas ocasiones, ejemplares de Turdus torquatus (mirlo capiblanco), y que se han identificado sus semillas en excrementos de Martes martes (marta), especie relativamente abundante en la Serra de Tramuntana. Es decir, que la dispersión de semillas es un proceso actual en la población de tejos mallorquines.

La especie ha sido objeto de trabajos de conservación en la isla desde principios de los años 80. En este sentido, se prohibieron en su día los fuegos para las zonas de tejo, se promocionó su multiplicación (por estaquillado o por germinación en el vivero forestal de la isla) y se hicieron, en los años 80 y 90, diversas repoblaciones en Son Moragues (Es Teix) sin haberse conseguido la supervivencia de los ejemplares, sea por la sequía general de estos años, o más probablemente por la acción de las cabras asilvestradas, muy abundantes en la Serra de Tramuntana.

Fuentes:

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: